miércoles, 21 de noviembre de 2007

Me dicen que me quede tranquilo, que no va a ser doloroso... pero no les creo

Ya estoy grande para creerme algunas mentiras piadosas, no tengo dudas que todos quieren lo mejor para mi.. pero de ahí a que no me preocupe por determinadas cosas solamente porque las minimizan hay un largo camino
Una de las cosas que ayer aprendí, es que para poder salir a través del canal uterino los huesos del cráneo se tienen que forzosamente amontonar, lo que produce en algunos casos chichones, que pueden ser a nivel de la piel o del hueso. Eso duele.
También el choque térmico es inmenso, justo cuando me estoy acostumbrando al liquido calentito, viene lo seco y frío!. Eso incomoda.
De un tijeretazo me van a cortar el amado cordón umbilical, lo van a dejar que se pudra y que se caiga, como un trapo viejo, si no sirve se tira. Eso lastima.
En un abrir y cerrar de ojos, voy a estar expuesto a innumerables virus y bacterias, me van a pinchar durante los primeros minutos de vida "por mi bien" dicen.. Eso asusta.
Voy a tener que respirar, comer, cagar, mantener temperatura por mi mismo, es una gran responsabilidad. Eso abruma.
Así que cuando me acaricien a través de la panza y me digan cosas suaves, ya se que en el fondo están tratando de que no me asuste, pero acuérdense: soy un chico del 2000

No hay comentarios:

Publicar un comentario